Bomberos de Tenerife
Sede Bomberos de Tenerife
twitter facebook Instagram twitter

Noticias

29 May 2006
El acuerdo alcanzado entre la Asociación Cultural, Deportiva y Social de Bomberos y el Consorcio, para el reparto de las subvenciones destinadas a actividades deportivas en 2006, será elevado el próximo martes al Comité Ejecutivo para su ratificación.

Una vez superado el conflicto sindical se dará luz verde al reparto de la partida destinada al deporte incluida en el presupuesto vigente que es de 24.000 euros. El acuerdo inicial alcanzado con los representantes de los trabajadores en esa Asociación sin ánimo de lucro preveía destinar un 50% del importe disponible a actividades deportivas de elite -donde Bomberos de Tenerife obtiene excelentes resultados a nivel internacional-, y el otro 50% a deporte para todos, para los bomberos en general e incluso actividades donde pudieran participar familiares. La Asociación durante los últimos meses ha venido recogiendo sugerencias de los bomberos a este respecto.

Del deporte de elite se ha llegado al acuerdo de financiar el 45% de los importes presupuestados para cada actividad de las presentadas. Se trata de la Olimpiada de Bomberos celebrada en Hong Kong, Campeonato de fútbol de Mallorca, las competiciones de ciclismo de Gerona y Gijón, así como el Campeonato Nacional de Excarcelación que se celebra estos días en Navarra.

De las actividades deportivas para todo el personal se finaciará (al 100%) la organización de un Challenger de Bomberos a celebrar en Santa Cruz, un programa de actividades Subacuáticas, una excursión al Teide con subida al pico y noche en el refugio, así como una competicón interna de fútbol sala y otra de baloncesto 3x3. En breve se abrirá el plazo de inscripción en estas actividades con su calendario definitivo. Sigue abierta la posibilidad de presentar proyectos para celebrar este año.

27 May 2006
{mosimage}Ir de frente es la puñeta. Transmitir a los bomberos lo que está pasando en el Consorcio se ha convertido en un problema porque no nos creen. Parece lo que no es y las apariencias engañan y las sensaciones se imponen y lo que contamos suena a cuento.

La historia de nuestros bomberos en los últimos años es convulsa: se constituye un consorcio, se incorpora mucho personal nuevo, se abre nuevos parques, en fin, una serie de cuestiones que ustedes conocen mejor que yo -entonces yo no estaba-. Y se firmaron acuerdos y se mejoraron condiciones laborales y se concedieron prebendas que ustedes también conocen mejor que yo -entonces yo tampoco estaba-. Es la historia de bomberos en Tenerife con la que a lo mejor un día nuestro compañero Felipe podría hacer un curioso programa de televisión, no sería mala idea. Y los hechos que forman parte de esa historia ocurrieron por decisiones de las personas que estaban en su momento sobre la base de las circunstancias que cada momento exigía. Y no seré yo quien las critique, ni siquiera me parecen mal ni me parecen bien: es lo que hay, estamos donde estamos.

La realidad de Bomberos en Tenerife la conocemos: los servicios se prestan con prontitud y eficacia allí donde nos reclaman, con el problema conocido en el sur de la isla que resolveremos con los nuevos parques de Arona-Adeje y Guía de Isora. Esa es la realidad de bomberos aunque haya quien quiera pintarlo todo negro. Y no nos quedamos en ser los que van con la manguera, participamos en foros para mejorar la prevención, y nuestra opinión cuenta. Prevención en la que queremos insistir para proteger al ciudadano, para reducir la magnitud de los incendios que después tenemos que ir a apagar, para hacer patente nuestra presencia, prevención en la que debemos involucrar a los efectivos de guardia y a la sociedad en su conjunto.

Estamos donde estamos y ésta es la realidad del servicio. Espero que hasta el momento estén más o menos de acuerdo conmigo, ¿es así?

Y me ha tocado a mí tomar muchas decisiones que estaban pendientes: pusimos mandos al frente de todos los parques, creamos el servicio de logística, una oficina técnica, mejoramos sustancialmente la red de radio, redistribuimos los efectivos de guardia reforzando La Laguna y San Miguel, convocamos las plazas de cabo y las de suboficial, estamos a punto de adjudicar la compra de dos camiones con CAF. ¿Se podría haber hecho de otra manera? Es posible, pero ya están en marcha y nadie podrá criticar que no había que hacerlas.

Y llegamos, querido Serafín, al quid de la cuestión: el cambio del sistema de turnos, las guardias estructurales y el plus de productividad. Cualquiera de ustedes con un calendario en la mano y un poco de paciencia se dará cuenta que el sistema de turnos precedente, el de 1-2-1-5, funciona estupendamente sólo cuando se dispone de nueve personas de guardia o múltiplos de nueve; que no era el caso en cuatro de los cinco parques del Consorcio. Luego, independientemente de que a las decisiones que adopta la Administración se les quiera sacar rendimiento sindical, la modificación de la secuencia de turnos era un asunto capital para la correcta organización del servicio, ¿o no? El actual 1-4, que lo tiene implantado muchos servicios de bomberos por la ancha Castilla, funciona sea cual sea el número de efectivos de guardia y su desarrollo a lo largo del año coincide con la jornada anual pactada con los trabajadores, perfecto.

El exceso de jornada que suponía el antiguo sistema de turnos se venía abonando en un complemento del plus de productividad, es decir, dinero a cambio de trabajo: el fundamento del sistema capitalista. Ahora tal exceso de jornada no se produce por lo que no procede cobrar ese plus, causa y consecuencia, eso es así, ¿no? Exacto, si no las trabajo no las puedo cobrar. Y claro, no hacer esas guardias de más y no cobrar ese plus mes a mes supone efectivamente que cada uno de los funcionarios reciba menos dinero líquido en su nómina, claro.

Para centrarnos en lo que venimos comentando: 1. La historia de bomberos nos sitúa en donde estamos, 2. La realidad del servicio no es tan negra, 3. Se le ha metido mano por fin a asuntos pendientes, 4. Tenemos una mejor secuencia de turnos, 5. El gerente nos quita dinero. Espero que hasta el momento sigan estando más o menos de acuerdo conmigo.

Pues yo no estoy del todo conforme. Como las guardias anuales hay que seguir haciéndolas y el personal es el que es, todos tienen la posibilidad de trabajar ese exceso de jornada y de cobrarlo, Perderá renta el que se niegue a hacer servicios extraordinarios, claro, trabaja menos, debe cobrar menos.

Habrán escuchado que se está negociando un plus de productividad ligado a la reducción del absentismo. Se trata de premiar a los compañeros que cumplen estrictamente con sus obligaciones laborales con el fin de reducir el enorme coste que asume actualmente el Consorcio debido al absentismo. Es decir, lo que se ahorre por ese lado que sirva para premiar a los que no fallan. El dinero va de un lado a otro y al final el coste de personal es el mismo para el Consorcio.

Y llegamos a otro importante mensaje que quería transmitir hoy, otra cosa que ustedes siguen sin creerme: esta organización supramunicipal que es el Consorcio está en el límite de su viabilidad política y presupuestaria. ¿Y esto qué quiere decir? Que el Consorcio como idea ha pasado de ser algo ilusionante a ser una carga, que la desaparición del Consorcio, que parecía una amenaza barata, se ha convertido ya en una posibilidad real con la salida de Granadilla, el primero de momento. Quiere decir también que los responsables de las administraciones implicadas no están dispuestos a poner más dinero en este modelo de gestión si les sigue generando tantos problemas y tan pocas satisfacciones.

Hemos llegado a la conclusión que nuestro principal objetivo para 2006 es conseguir que el Consorcio siga existiendo. Y esto pasa irremediablemente por mantener la estabilidad presupuestaria y transmitir de nuevo ilusión a los miembros consorciados. ¿Soy un cursi? Alguien lo puede estar pensado. Apostamos por el Consorcio como mejor opción para el servicio de bomberos en Tenerife, apostamos por defender a sus profesionales, por proteger unos puestos de trabajo que tanto esfuerzo han costado. ¿Cómo avanzar? Por un lado alcanzando un acuerdo sindical que premie a los bomberos que aman su profesión y que están implicados con el servicio público que realizan. Por otro, involucrarnos con ímpetu en la sociedad siendo referente en la prevención de emergencias y avanzar en la construcción y puesta en marcha de los nuevos parques. En definitiva, transmitir al ciudadano el espíritu de bomberos.

Y algo más. Me gustaría que cuando nos vemos obligados a tomar ciertas decisiones -tanto desde la gerencia como por parte de los responsables operativos del servicio-, tales decisiones se reciban sin prejuicios y se trate de entender su motivación. En cualquier caso, esta organización debemos construirla entre todos, todas las opiniones pueden aportar al objetivo común de hacer posible la existencia del Consorcio.

Pablo Zurita Espinosa, Gerente de Bomberos de Tenerife

26 May 2006
El próximo miércoles 31 de mayo está previsto se celebre un encuentro entre los representantes del Ayuntamiento de Granadilla y el Comité Ejecutivo del Consorcio de Bomberos.

La reunión, solicitada por este Órgano de Gobierno del Consorcio, tiene por objeto tratar la reciente decisión del Ayuntamiento de Granadilla de abandonar el servicio insular. Por parte municipal está prevista la asistencia del alcalde y del concejal de seguridad y por parte de bomberos de su presidente y los representantes de dos ayuntamientos consorciados.