Bomberos de Tenerife
Sede Bomberos de Tenerife

Noticias > General

03 Dic 2018

El Consorcio de Bomberos de Tenerife alerta sobre los incendios potenciales en estas Navidades

 El Consorcio de Bomberos de Tenerife alerta sobre los incendios potenciales en estas Navidades


En Canarias 3 personas perdieron la vida en 2017 por incendios en el hogar, siendo el salón es el lugar más común
 
El Consorcio de Bomberos de Tenerife pide a los tinerfeños especial atención y cuidado con todos aquellos elementos que puedan generar situaciones de riesgo como fuegos artificiales, cocina, velas, aparatos eléctricos o elementos luminosos, entre otros, durante esta campaña de Navidad.
 
Según datos de la Fundación Mapfre, en 2017 fallecieron en Canarias 3 personas por fuego en el hogar. El archipiélago es la tercera comunidad con menor índice de víctimas mortales por incendio, después de Asturias y Madrid. En total en España fallecieron 212 personas, principalmente por causas eléctricas, con un 18%. 
 
Según el presidente del Consorcio, Javier Rodríguez Medina, “provocar un incendio no intencionado es más sencillo de lo que pueda parecer, es por eso que pedimos especial cuidado en los hogares y concretamente en el salón, porque es el lugar en donde más se repiten estos incidentes”.     
 
Los pequeños accidentes que provocan los objetos que se utilizan en mayor medida en estas fechas son producto de un mal uso o mal estado. 
Además, según destaca el Consorcio de Bomberos de Tenerife, otros accidentes comunes en estas fechas son los cortes con cuchillos, quemaduras o intoxicaciones por la ingesta de determinados alimentos. 
 
 
 
 
Es por esto que se recomienda prestar atención a las posibles situaciones de riesgo:  
 
 
Petardos y voladores:
 
- Es de vital importancia que los niños no manipulen este tipo de elementos, y que, aunque está prohibida su venta a menores de edad, suelen acceder a ellos con cierta facilidad por otros canales. Este uso indebido puede causar una mala utilización por desconocimiento del explosivo y causar quemaduras superficiales o graves, desde párpados y manos, hasta amputación de dedos, perforaciones oculares con pérdida de visión o incluso intoxicaciones tras llevarse la mano a la boca con restos de plomo, azufre y pólvora. Además, un mal uso, incluso por un adulto, puede originar conatos de incendio o incendios de importancia. 
 
Bombillas de adorno y su conexión eléctrica: 
 
- Una buena calidad de las bombillas que se vayan a utilizar es una garantía de seguridad. Si no provienen del mercado C.E es preferible no utilizarlas porque podrán causar daños potenciales. A su vez, es importante asegurarse de que el cableado esté en perfecto estado, así como la conexión a la corriente. Siempre será preferible que esta luminaria no se encuentre demasiado cerca ni encima de otros objetos como cortinas, adornos, etc. Un posible cortocircuito podría provocar un incendio. 
 
- A su vez es importante disponer de una regleta con capacidad para alimentar a varias fuentes si se enchufan varios objetos en la misma, pues si no se tiene la suficiente potencia podría sobrecalentarse y derivar en un fuego. 
 
- Asimismo se aconseja apagar las luces del interior de la casa durante la noche si sus dueños se encuentran fuera del domicilio o durmiendo en el interior. Si sucediera un incendio habría poca capacidad de respuesta por parte de los dueños y las posibilidades de tener daños son altas, sobre todo si se encuentran en su interior. 
 
 
Estufas:
 
- Tanto las estufas eléctricas como las de gas, pueden ocasionar fuegos de consideración si se colocan próximas a elementos combustibles o inflamables. En primer lugar habría que asegurarse que se encuentra en buen estado y limpio para luego poder conectarlo. Además, si se trata de estufas de gas, hay que tener especial cuidado porque de originarse una combustión incompleta en los quemadores o por emanación de Monóxido de Carbono podría convertirse en una intoxicación con alto riesgo para la salud.
 
Braseros:
 
- Se recomienda que los braseros estén apagados si no se están utilizando, además de ubicarlos en un lugar alejado de otros elementos inflamables, como gasolina o alcohol. Es conveniente que tampoco tengan cortinas o sillones demasiado cerca y que los niños no tengan acceso directo al brasero. Preferiblemente se recomienda que estén colocados en un lugar ventilado, cuando se estén utilizando, para evitar intoxicaciones por potenciales emanaciones de monóxido de carbono. 
 
Velas encendidas:
 
- Asegurarse de que la mecha de la vela se encuentra en buen estado es importante a la hora de usarlas. Es especialmente vital el lugar en el que se van a colocar, pues si están muy cerca de otros elementos puede producirse un fuego no esperado. Además, si se ubican en la mesa donde se celebra alguna reunión familiar y con mucha actividad de movimiento, habrá una alta probabilidad de que se caigan en la mesa o de generar algún fuego con el roce de objetos, ropa o brazos, por lo tanto se recomienda que cuando haya movimiento a su alrededor se apague o se retire a algún lugar más seguro. 
 
- Es indispensable asegurarse de que quedan todas totalmente apagadas cuando se sale de casa o se va a dormir. 
      
Fumar en la cama o en el sofá:
 
- Es evidente que fumar en lugar lugares donde hay elementos de fácil combustión alrededor es peligroso, pero hay que ponerle especial atención si además hay posibilidades de quedarse dormido, porque su mal apagado puede provocar un incendio.
 
- A la hora de apagar las colillas es importante hacerlo con agua para poder echarlas en el cubo de la basura, así evitaremos que una colilla mal apagada queme la bolsa de basura, entre otras cosas. 
 
 
Cocina y horno:
 
- En estas fechas de muchas comidas familiares se utiliza con frecuencia la cocina en el hogar. Para evitar quemaduras y potenciales fuegos, es importante estar muy atentos a aquello que está en los fogones o en el horno. Olvidarse de lo que se está cocinando puede generar pequeños incendios, además de pérdida de tiempo y alimentos. Es muy útil tener siempre a mano las agarraderas de silicona o los guantes para sacar las bandejas del horno.
 
- Además hay que tener cuidado con echar agua directamente a los recipientes y calderos que conservan mucho calor, puede salpicar agua muy caliente y generar quemaduras en la piel. 
 
 
Estas son solo algunas de las consideraciones generales que propone el Consorcio de Bomberos de Tenerife para que estas Navidades estén exentas, en la medida de lo posible, de riesgos y sustos indeseados. Aun así, la Institución llama al sentido común para cualquier situación de riesgo que pueda causar fuego y situaciones desagradables en estas entrañables fechas.